Neuromarketing y Gastronomía

Hace un año coincidimos en un meeting show, con María López, CEO de BITBRAIN TECHNOLOGIES dónde ella y su equipo dieron a conocer la tecnología que desarrollan para neuromarketing. 

Nosotros, cómo no, siempre pensamos en gastronomía, pero cómo buenos amantes de la tecnología, creemos que un proyecto como el que ellos desarrollan, tendría un potencial increíble en nuestro sector!

Se llama USENNS, y María nos lo contó así (y darte millones de gracias por dedicarnos un tiempo!)

Quiénes son usenns?

Usenns es una división de BitBrain Technologies y está formada por un equipo altamente cualificado, multidisciplinar y multicultural que desarrolla tecnología para neuromarketing.

Que es neuromarketing?

Es una metodología que consiste en aplicar conocimientos y herramientas neurocientíficas en el ámbito del marketing. La neurociencia se aplica al marketing desde hace relativamente poco tiempo con un éxito contundente y sirve para complementar los estudios tradicionales de investigación de mercados que realizan las empresas de estudios de mercado, agencias de publicidad, empresas de experiencia de cliente, gabinetes políticos, etc.

Cómo funciona la tecnología de Bitbrain y qué aplicaciones tiene o podría tener en el mundo gastronómico?

La tecnología usenns es capaz de medir objetivamente y con alta fiabilidad la emoción de las personas a través de sensores colocados en el cuerpo humano. Frente a los estudios tradicionales en los que se pregunta a los participantes por qué les gusta un producto, una publicidad o una experiencia y no otra, a esa respuesta racional, se le suma la respuesta emocional que mide usenns. Esta respuesta emocional es en muchos casos no consciente y no se puede controlar ni racionalizar. De ese modo, nos encontramos en muchos estudios como la respuesta racional de los participantes es una y la respuesta emocional es otra distinta, algo que tiene consecuencias directas en la decisión de compra.

En cuanto a la aplicación en el mundo gastronómico hay innumerables aplicaciones, básicamente nuestra tecnología permite diseñar la experiencia gastronómica de forma que potencie al máximo las emociones no conscientes humanas.

 

Sabéis que en gastronomía todo el mundo habla de tecnología en la cocina, pero poco se habla sobre el uso de tecnología como la vuestra en clientes. ¿Que beneficios podría tener aplicar el neuromarketing y una tecnología como la vuestra en el sector gastronómico?

Concretamente a Restaurantes el neuromarketing responde siempre a preguntas concretas y gracias a ellas podemos mejorar la experiencia en el restaurante.  Podemos por ejemplo lograr un mapa de activación emocional  de un local que nos sirve para detectar zonas de mejora; podemos medir de qué forma influye el contexto (música, decoración, luz...) en la percepción de un plato. O podemos ayudar en el diseño de la carta, contrastando el número de platos ideal, el tipo de letra, las imágenes…

 

Cuáles son las emociones que vuestra tecnología mide?

Usenns mide el ritmo cardíaco y la sudoración de la piel.  A partir de estos parámetros fisiológicos podemos conocer la activación emocional que despierta cualquier estímulo que queramos evaluar.

Si tuvierais que elegir una única emoción para medir entorno a la gastronomía cuál sería? y Por qué?

Depende esencialmente del tipo de experiencia que se quiera diseñar. Si buscamos transmitir una emoción de relajación, de disfrutar cada minuto con una buena compañía, buscaríamos una activación emocional media-baja. Si queremos que la experiencia se centre en la comida, buscaríamos que la activación fuera alta ante la presentación de los platos. Si queremos que la experiencia sea excitante, buscaríamos una sucesión de momentos de activación media y momentos de activación alta. En ningún caso buscaríamos activaciones emocionales siempre altas ya que producen carga cognitiva y finalmente rechazo.

Con una tecnología como la vuestra, podremos diseñar servicios gastronómicos, cómo creéis que será el restaurante del futuro?

Nosotros somos tecnólogos y nuestro trabajo es ayudar a diseñar la experiencia de forma que esté alineada con los deseos del cliente. Por lo tanto, no nos aventuramos a decir cómo será el restaurante del futuro pero si estamos convencidos que seremos capaces de conseguir experiencias a medida para los comensales.